Lo que se debe conocer sobre barcos con estabilizadores

La tecnología junto con el conocimiento de la hidrodinámica ha permitido que la navegación sea más cómoda y segura. Conozcamos como el uso de los estabilizadores son parte de estos avances en la náutica deportiva.

Estabilizador convencional

Está formado por unas quillas móviles acopladas a la obra viva de la embarcación. La colocación de éstas dependerá de los expertos; quienes decidirán en qué parte específica la situarán, y si estarán anexas o se plegarán a un orificio del casco.

Foto:nauticabarata.com

Foto:nauticabarata.com

El estabilizador hace su función mediante un movimiento automático de compensación, las dos quillas que están cada una a un lado del casco, oscilarán creando una fuerza de resistencia contrapuesta al vaivén. De esta forma, al navegar influenciarán, en lo posible, para que el barco esté lo más plano posible.

Características

  • Como ocupa espacio exterior; la distribución interior del barco no se ve afectada.
  • Su instalación es sencilla, aunque es recomendable que se haga al momento de fabricar el barco.
  • Su funcionamiento es inmediato, no hace falta encenderlo antes de usarlo.
  • No es eficaz en las maniobras de fondeo; debido a que la fuerza que ejercen las olas sobre el estado inerte de la embarcación es mucho mayor que la resistencia que puedan lograr las aletas laterales.
  • Al estar bajo el agua, necesitará un mantenimiento similar a la obra viva.
  • Crea un elemento de fricción que contribuye a frenar la embarcación. Si bien cada vez son más hidrodinámicos en su diseño.

Estabilizador giroscópico

Proviene de una tecnología desarrollada en el siglo XIX y principios del siglo XX. Perdió favor ante los estabilizadores convencionales debido al menor costo y peso de estos últimos. Desde la década de 1990 se retomó el interés en este tipo de dispositivo para mejorar la estabilidad en la navegación.

El Ferretti 960 navega con suavidad gracias a su estabilizador giroscópico

El Ferretti 960 navega con suavidad gracias a su estabilizador giroscópico

El estabilizador giroscópico no depende de la velocidad de avance para que tenga efectividad. Su funcionamiento de anti rotación giroscópica (ARG), es diferente al del estabilizador convencional; ya que trabaja con un principio dinámico que relaciona velocidad y masa.

Foto: trimer.com.ar

Foto: trimer.com.ar

Para entender su funcionamiento se puede hacer un sencillo experimento en casa: Si a una rueda de bicicleta se la hace girar mientras se sustenta por los laterales del eje, cuando tenga suficiente velocidad, no se podrá mover el eje con la facilidad que se haría si estuviera la rueda parada. Grandes astilleros de yates y mega yates los colocan de serie. Por ejemplo, el modelo Ferretti 960 está equipado con el sistema Mitsubishi Anti Rolling Gyro, que reduce el balanceo hasta un 50 %.

Características

  • Dentro de la caja que lo contiene, hay un gran volante de inercia que gira en un eje vertical con bajo rozamiento sobre cojinetes de muy baja fricción, e impulsado por un motor eléctrico.
  • El disco gira 2.000, 5.000 o más RPM dependiendo del modelo. La masa en rotación también depende del modelo y puede ser desde 300 a 1.600 kilos aproximadamente.

    Foto: fondear.org

    Foto: fondear.org

  • El movimiento produce un momento angular que controlado por un cilindro hidráulico manejado por una computadora, permite eliminar o reducir ampliamente el balanceo de las embarcaciones.
  • El momento angular es el producto de la masa por la velocidad de giro. Este momento será mayor, cuanto más rápido gire el volante de inercia, cuanto más pese el disco y cuanto más alejado o de mayor diámetro sea este volante de giro.
  • El eje de giro pueda permanecer en posición vertical a pesar de los cabeceos o cambios de asiento del barco. Todo el par estabilizador generado por el momento angular del giróscopo se aprovecha en la corrección del balanceo al permanecer el eje de giro en la vertical.
  • A diferencia del estabilizador convencional, está totalmente contenido en una unidad fácil de instalar.
  • El sistema no introduce resistencias hidrodinámicas adicionales pues no toca el agua. No hay pérdidas de rendimiento en velocidad o consumo, ni daños a piezas en contacto con el agua.
  • Como el dispositivo no depende del flujo del agua, es efectivo incluso a poca velocidad o con el barco parado.
  • Puede ser instalado en muchos lugares del barco. Incluso es posible instalar varias unidades para aumentar la efectividad del sistema.

    Foto: trimer.com.ar

    Foto: trimer.com.ar

  • No requiere mantenimientos periódicos por lo que el coste operativo es mínimo.
  • A diferencia del estabilizador convencional, puede perder su efectividad cuando la altura de las olas son muy elevadas. Es usual que el manual del fabricante recomiende que no se active el sistema con olas muy grandes.
Pin It