Sobre el pintado de motores de un barco

Un motor debe pintarse cuando las áreas estructurales o de difícil acceso están afectadas por la oxidación, es decir, el proceso mediante el cual hay pérdida de eléctrones de un átomo o ión, y que al actuar sobre el motor, debilita las paredes de la superficie del mismo. Es una labor que necesita la extracción del motor del barco, para así poder trabajar en un lugar especialmente acondicionado. Debe ser hecho por buenos profesionales, personas con sólidos conocimientos y experiencia en estas lides.PintadoMotores2

Para quitar la pintura se debe utilizar decapante o quita pintura, dejándolo actuar el tiempo que recomiende el fabricante dependiendo de la dureza de la pintura, seguramente dos o tres pasadas y sin quitar la anterior. Cuando se observe que el resultado es satisfactorio, se dará agua a presión de forma meticulosa, ya que se debe retirar hasta el último resto del producto antes de proseguir con el siguiente paso. Hay que tener presente que son productos muy fuertes, y que si se dejan restos, seguirán abrasando la superficie del motor.

Una vez que se esté seguro de la labor realizada con la limpieza, se comienza el cepillado de los restos de pintura y óxido. Hay diversas formas de realizar esta parte del proceso, pero siempre se ha de ser muy cuidadoso en los rincones del motor, que como se sabe, en practicamente todos los modelos son de difícil acceso. De esta meticulosidad dependerá un resultado final de calidad.

Una vez cepillado se debe limpiar bien para retirar todas las partículas de óxido e impurezas, para ello se puede utilizar desengrasantes.

Un tratamiento de pintado de un motor, sólo debe realizarse con pinturas monocomponentes debido a la elasticidad que ellas aportan a la dilatación de las piezas de la estructura del motor cuando éstas alcanzan elevadas temperaturas. Una pintura de dos componentes no se debe utilizar ya que se resquebrajaría con una pequeña dilatación.PintadoMotores3

EL proceso de pintado se compone de dos tratamientos diferentes: uno a base de imprimación y el otro de pintura.

  • Pintado de imprimación: Es el sellado de los poros para evitar el contacto con el aire. Aumentar las micras de protección es una buena decisión, mínimo se consideran dos.
  • Pintado con pintura de acabado: Protege de la humedad y agentes externos, además de facilitar el posible desmontaje en un futuro, ya que las tuercas y los tornillos quedan protegidos y libres de óxido. Es usual que cada marca de motor tenga sus propias pinturas, lo que se debe respetar, ya que éstas tienen aditivos especiales acorde a los materiales específicos que componen cada motor. Las pinturas metalizadas requieren un acabado posterior con laca para acentuar el brillo final.

Realizar un buen mantenimiento del motor es indispensable para alargar la vida del tratamiento de pintado: Periodicamente desengrasarlo, echarle agua limpia, secarlo bien y finalmente ponerle un aceite de protección.

Si con el tiempo aparecen pequeños puntos de óxido, se pueden cepillar de manera individual y se repintan con imprimación, primero, y luego con pintura. Normalmente no es necesario extraer el motor, se puede hacer directamente desde el interior. Este paso es fundamental para que la “enfermedad” del óxido no se propague y aumente así la vida útil de la máquina.PintadoMotores4

Pin It